25 de Mayo 265, 1º Piso +5403814311430 comunicacionextunt@gmail.com
Menú

«Tucumán. Canto de amor y llanto por la tierra de uno» se estrena en el 21º Julio Cultural Universitario

Este mediodía en el Centro Cultural Virla se realizó el lanzamiento del espectáculo «Tucumán. Canto de amor y llanto por la tierra de uno» a estrenarse de manera exclusiva este fin de semana. El Lic. Marcelo Mirkin, Secretario de Extensión UNT y los artistas recibieron a los medios de prensa para charlar sobre este manifiesto musical escrito por Juan Falú y Nestor Soria, dos de los compositores más representativos de la provincia. «Acompañados por la gloriosa Universidad Nacional de Tucuman”, dijo Juan Falú, al referirse a esta obra inédita que se estrenará en el 21º Julio Cultural Universitario junto a reconocidos músicos, la Orquesta Juvenil y el Coro Universitario De Tucumán este 27 y 28 de Julio en el Teatro Alberdi.

ACERCA DE «TUCUMÁN. CANTO DE AMOR Y LLANTO POR LA TIERRA DE UNO»


En el marco del 21° Julio Cultural Universitario organizado por la Secretaría de Extensión UNT se llevará a cabo en el Teatro Alberdi la presentación mundial de la obra Tucumán (Canto de amor y llanto por la tierra de uno), compuesta por Juan Falú y Néstor Soria, el sábado 27 y domingo 28 de Julio a las 21.30 hs., con la participación de Orquesta Juvenil de la UNT y Coro Universitario de Tucumán y arreglos musicales de Lilian Saba.

Participan: Ensamble de Cuerdas de la Orquesta Sinfónica Juvenil de la UNT. Director: Gustavo Guersman; Coro Universitario de la UNT, director: Juan Pablo Cadierno. Los solistas: Carolina Cajal (Contrabajo), Juan Falú (Guitarra), Lilian Saba (Piano), Liliana Herrero (Canto), Lucho Hoyos (Canto), Marcelo Chiodi (Vientos), Rubén Lobo (Percusión). Recitados: Néstor Soria. Arreglo Musical: Lilian Saba

“Tucumán” (Canto de amor y llanto por la tierra de uno) fue compuesta tras la idea de contar con una obra integral poético- musical, que interprete las tradiciones, alegrías, penurias y esperanzas de nuestra tierra y su pueblo. Podría haber sonado como mera expresión de deseos aquella manifestación terminante del poeta al músico, hacia fines del 2016: “tenemos que hacer una cantata a Tucumán”.

Pero se habían juntado el deseo con la decisión. Evidentemente, la idea ya estaba instalada en nosotros, casi como un mandato de la tierra. En una Cantata las canciones constituyen en sí mismas una suerte de guión. Y el guión, de un modo natural, fue atravesando asuntos cruciales de nuestra historia: un manifiesto del habitante originario y del criollo; el cañaveral del trabajo y las penas; las epopeyas; la mujer tucumana; las luchas, resistencias, dolores y esperanzas de nuestra gente.

«Elegimos los géneros musicales más arraigados en nuestra región (Zamba, Vidala, Gato, Chacarera, Cueca, Huayno) y nos permitimos incluir otros que forman parte de nuestro memorioso acervo musical, como la Vidalita, el Triste y un aire de vals. La vidalita, por su carácter mensajero; el Triste, por su profunda melancolía a la hora de expresar un dolor; el aire de vals, como un reconocimiento de otras cunas que también fueron fundacionales de culturas nuestras. Trabajamos dos años, acortados por el entusiasmo y por el tesón puesto al servicio de la idea. Y, claro, por ser tucumanos y amar nuestra cuna con sus luces y sombras. Encontramos en Lilian Saba una música y arregladora de gran estatura y un compromiso cabal con la obra propuesta. Y en los elencos estables participantes, sus directores, así como en las músicas y músicos convocados, una compañía talentosa, idónea y solidaria. De la tierra vino. A la tierra y nuestra gente, se la dedicamos”, expresaron Juan Falú y Néstor Soria.